No tenemos el poder de retener a nadie. Sólo tenemos el deber de dejar buenos recuerdos

No tenemos el poder de retener a nadie. Sólo tenemos el deber de dejar buenos recuerdos

Amor sin nombre

Amor sin nombre, ámbito destino
de ser y de no estar. Tu pronto asedio
sostiene mi dolor y anula el tedio
de copa exhausta o apretado vino.

En un alto silencio, un aquilino
palmo azul de silencio, vivo. En medio
de la infausta paciencia de tu asedio
abro las jaulas y desbordo el trino.

Por ti cuelgo coronas en los muros;
por ti soy más fugaz y en los maduros
soñares aligero tus canciones.

Y te llevo en mi ser y has recogido
la actitud que en Florencias o Bizancios
consagra sus palomas al olvido.

Nos perdimos para amar

Que maravilloso es querer a una persona por los motivos correctos, pero que triste cuando alguien se marcha por las razones equivocadas.

Porque hay personas que se van, creyendo que hay motivos correctos para irse, sin embargo, al poco tiempo se dan cuenta del error que cometieron.

A veces creemos que una persona no nos gusta más, tres veces estamos tan confusos que sentimos no querer más, y lamentablemente nos marchamos, y al final descubrimos, que no es verdad, que no hay otra persona que te haga sentir en un abrazo su hogar, que no habia otros mejores ojos para refiejarnos que los que dejamos atrás, y terminamos llorando frente a la vida porque no sabemos en qué momento nos perdimos para amar.

Usted

Nada se compara en la forma de su encanto, en la manera tan sublime de su amor, con Ia suave textura de sus manos y el brillo tan encantador de sus ojos.

Definitivamente no se compara con nadie, ella, que fue capaz de arrancar el recuerdo más enterrado, y sembrar en su lugar hermosas fiores que perfumarán y tranquilizarán el abrasante verano.

Ella, que ha convertido a Ia eterna soledad en la más ligera molestia en mi vida, la que ha revivido la ilusión que pensé jamás volverla a vivir.

Nada se compara con ella, nadie iguala su estilo de amar, ella es única, diferente a las demás: ella es usted.

El secreto

No podian entender como la miraba todos los días con la misma pasión, amar sus detalles mantenía vivo el brillo en su mirada, y no eran las formas de su contorno femenino, eran sus expresiones y la manera en que éstas iban dejando su huella en su cara, sus enojos y sus sonrisas dejaban su legado cada día, incluso la tristeza de los dias difíciles la hacían única a sus ojos, tocarla era más que una simple caricia, era recorrerla con las manos y memorizar sus particularidades, un lunar no era una marca en la en la piel, era un secreto, un objeto del deseo, era simplemente ella y si su piel cambiaba, no queria perderse la novedad en el mapa de su cuerpo, amaba sus cambios y permanecer junto a ella para notarlos.

Cobarde

Y es que es la verdad, y discúlpame que te lo diga, pero tú nunca vas a entender el concepto de amor, ni aunque lo traigas pegado en los ojos. Porque eres cobarde, y los cobardes no tienen derecho de reclamar el amor. No puedes reclamar algo por lo que no luchas. Y todos los días es lo mismo. Casi me miras, casi lo intentas, casi lo arreglas, pero no. Y de casis nunca se completó el mundo.

No te tardes

Poco a poco
el recuerdo de tus manos
se me va borrando,
se me va olvidando
tu falta de acentos
y tus tonos.

Poco a poco tu silueta
se desvanece de mis sueños
y mientras más me esfuerzo
para que te quedes,
más te aferras en desaparecer.

No te tardes por favor,
que me pierdo.

Mientras

Mientras el pasado más hermoso
y el presente más nostálgico,
sean la misma mujer,

muestrense, sin temor alguno a equivocarse,

como
hombres
sin
futuro.

Mi Perfil

Julio Carreto:

Ingeniero Civil, Maestría en Administración con especialidad en Comercialización Estratégica.
Diplomado en Mercadotecnia, Diplomado en Administración de Ventas.
Consultor Especialista en Planeación de Negocios, Planeación Estratégica y Comercialización Estratégica.
Catedrático de Maestría, Diplomado y Licenciatura

Mail to: carreto.julio@gmail.com

Ver todo mi perfil

Advertencia

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines.